Tradición Hermética & Tradición Sufi

En la tradición Sufi se asocia a la figura de Hermes Trimegisto, al personaje referido en la aleya 65 del capítulo XVIII del Corán, el libro sagrado de la revelación árabe, la última revelación preservada en su lengua auténtica y noticia más reciente de los ámbitos superiores del Universo Creado. Así con base en esta asociación, se prefiguran las bases de una afinidad entre el texto Coránico y las imágenes o “evidencias” del libro hermético de la rota, o Tarot, favorecido y aclarado en su dimensión elemental por muchas de las afirmaciones coránicas acerca de la ciencia de los elementos así como por el Hadith “elemental” mediante el cual el profeta del Islam, a través de los conocimientos que le fueron revelados, estructura la jerarquía de dichos elementos en el siguiente orden: fuego, tierra, agua y aire, siendo entre ellos el aire el elemento más alto en “grados”.

Así mismo, comprendiendo el Islam como herencia del linaje profético semítico, desde el punto de vista de algunos cabalistas y místicos cristianos, la figura de Hermes Trimegisto o la autoría del Tarot, también ha sido aducida a profetas como Enoc, Elías y aún a algunos previos, lo cual a final de cuentas, dadas las “herméticas” condiciones y registros sobre su origen, en realidad no es posible desde el punto de vista de las ciencias actuales, atribuir la autoría de este libro a profeta alguno, sino más bien y si acaso, reconocer las aportaciones gráficas interpretativas que a lo largo de las distintas épocas y geografías han enriquecido y actualizado las distintas versiones de la primordial Barakha del Tarot.

Por otra parte, más allá del problema de la autoría, con fundamento en los esquemas interpretativos de la Tradición hermética como así mismo de la Tradición sufi, la figura de Kider es claramente asociable al carácter trastemporal y trashumano de la figura del arcano “O” el loco, el caminante del cielo universal, el arquetípico girador mevlevi, el maestro íntimo del Tarot en última instancia.

Entendiendo el Tarot como una estructura abstracta sintética de los principios esenciales del conocimiento metafísico, y dada su cualidad de anonimato, se le puede observar como la única revelación pictórico-imaginal de raíces y anclajes milenarios conocida hasta hoy. De este modo su idea y representación en cada época, desde el punto de vista más abarcador del entendimiento espiritual, constituye una expresión primigénea y contemporaneizada de la conciencia profética. Por este caracter picótrico sagrado, universal, dúctil y maleable en cada época es fácilmente reconocible como un puente articulador entre las diversas tradiciones sagradas reveladas a la humanidad, y como una expresión incontestable de las más abarcadora e inclusiva conciencia espiritual que caracteriza a la tradición mística del Islam conocida como Sufismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: